A FUEGO LENTO

A prisa, a prisa,
mi mente viaja tan a prisa…
Todo a su paso es tan intenso como efímero.
Pequeños y lentos seres exigen respuestas.
No entiendo nada.

Caí,
¡Cuánto duele la culpa!
Tengo frío, mucho frío.
Me hablas.  Yo estoy aquí, pero mi voz está atrapada y mi mirada inerte.
No entiendo nada.
Tengo frío, mucho frío.
¡Cómo duele la culpa!  ¡Cuánto duele la culpa!
Respiro profundamente, percibo con naturalidad cada olor, cada sabor, cada sonido, en mi opinión, en su justa medida.  Qué fortuna la mía en el día de hoy, aquí y ahora.
Me detengo al observar un texto que algún caminante pausado recreó para ser compartido.  Yo lo haré contigo, es mi deseo: siente, abraza, escucha, observa, saborea, toca, ama…  VIVE A FUEGO LENTO.

Susana

4 pensamientos en “A FUEGO LENTO

  1. ME GUSTARIA QUE ESCRIBIERAS MAS POESIAS, EN LAS QUE SE REFLEJEN, LO QUE SENTIMOS LAS PERSONAS CON UNA ENFERMEDAD MENTAL. GRACIAS POR CONTAR EN TU POESIA LOS PENSAMIENTOS DE MUCHOS DE NO
    MUCHO.

    *** Antispam disabled. Check access key in CleanTalk plugin options. Antispam service cleantalk.org. ***

  2. Hola Susana ! estamos aqui en los ordenadores de los servicios sociales de cabra, hemos leido tu poesia y nos has revelado mucho te agradezco que hayas estado co nosotros esperamos que sigas escribiendo

Deja un comentario