La felicidad

felicidad

¿Qué es la felicidad?

Que pregunta más sencilla y a la vez tan compleja, según la RAE la felicidad es un estado de bienestar óptimo dentro de las circunstancias, las necesidades y aspiraciones de cada individuo dependiendo de su cultura.

Una concepción más modernista sería el concepto de felicidad sería el utilidad por Ray Baumeister, “uno de los grandes expertos en psicología del bienestar, la felicidad parte de un sentimiento puramente egoísta y socialmente poco útil”.

Este autor realizó un estudio en el que puso en tela de juicio la obsesión de las sociedades occidentales por alcanzar la felicidad. El texto, que será publicado este año en el Journal of Psoitive Psychology (aunque ya se puede acceder a una versión preliminar), toma el pulso de la felicidad Publicado este año en el y d de los estadounidenses, al preguntar a 4 ciudadanos americanos de entre 18 y 78 años sobre sus expectativas vitales y sus sentimientos. E indica que “la felicidad sin significado caracteriza una vida relativamente banal, absorbida por uno mismo o incluso egoísta, en la que las cosas van bien y las necesidades son fácilmente satisfechas”

Lo cual desde una perspectiva psicológica nos lleva a una primera conclusión, que nos encontramos ante un concepto abstracto, que la felicidad no puede ser concebida desde una perspectiva objetiva, sino subjetiva. Pues depende de muchos condicionantes: principalmente del contexto social, también de creencias, valores, espiritualidad.

Los componentes de la felicidad pueden ser cuantitativos, en qué grado somos felices, en el trabajo, en la relación con el dinero, familia, amigos, salud o bienestar; Y Cualitativos, dependiendo de que tipo de relación guardamos con ellos. Desde un punto de vista orgánico podemos hacer mención a la segregación de endorfinas dependiendo del estado emocional, un estado en el que crecen o menguan las endorfinas, la hormona de la felicidad, tal y como se le conoce. Insistimos en que la felicidad se puede obtener desde muchas facetas de la vida, por ejemplo, para algunas personas esta hormona crecerá haciendo ejercicio, viendo su programa favorito de televisión, o simplemente compartiendo momentos con familia y amigos.

Si bien, esta hormona se ha de equilibrar. Piénsese en el supuesto de que compramos una caja de bombones, el chocolate nos gusta a todos. Pues nos damos cuenta, de que el primer chocolate nos el pico más alto de felicidad. Si continuamos comiendo, nos proporcionara bienestar tomar ese alimento, si nos pasamos, puede que nos saciemos y el cuarto bombón nos proporcione cierto malestar en lugar de felicidad. Lo que nos lleva a la conclusión de que incluso las cosas que nos pueden hacer felices pueden provocarnos una acción adversa o empacho.

¿Somos felices en la sociedad? depende de cada sociedad se considera obtener un mayor nivel de éxito social, de consideraciones acerca de las exigencias vitales y la optimización del individuo. Se considera la felicidad como algo asociado al estatus social o a la paz interior, así como a una vida sencilla y tranquila, dependiendo de la parcela social en que nos movamos y las aspiraciones vitales de cada individuo.

Debemos hacer referencia a la sociedad de consumo que muchas ocasiones genera felicidad y en otras felicidad y estrés.

Religión y cultura asocian la felicidad a paz interior a estar en paz consigo mismo y con dios o simplemente encontrar equilibrio interior y alta vibración.

Medios para conseguirla pueden ser diversos. Por lo general ,las artes, la música, la danza ,el cante ,hacer bien las cosas, practicar la calidad y el altruismo, colaborar como voluntarios o ayudar a los demás, tener y cuidar mascotas u animales ,cultivar, tener amistades , salir y compartir momentos de ocio ,manualidades,etc.

 

No podemos dejar de lado como una de las concepciones más críticas de la felicidad entendida como expectativa, es decir; a veces creemos que seremos felices en un futuro. Pensamos que tal vez cuando termine la carrera o cuando consiga el ascenso en el trabajo o cuando me enamore o cuando tenga un hijo, pensamos que así llegaremos a la felicidad completa. Nos olvidamos entonces que la felicidad se encuentra en las pequeñas cosas del día a día y erramos.

 

OPINION DE GRUPO->

Disfrutar del ahora, del momento feliz, del momento en el que nos encontramos. Disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, de la familia, los hermanos, los animales, pequeños placeres. Pero sabemos que es un estado de ánimo constante y depende de sucesos que pueden elevarla o disminuirla. La felicidad se mide por momentos que provocan ese pico de endorfinas.

Preguntas ->

¿Crees que existe la felicidad completa?

¿la felicidad se puede medir? ¿es objetiva o subjetiva?

¿Somos realmente felices en esta sociedad? ¿Por qué?

¿Quién del grupo se considera que es feliz? ¿Por qué?

MIRADA DEL OBSERVADOR-> De manera vivencial podemos hacer referencia a la película de Will Smith, “En busca de la felicidad”, que trata el tema de la autosuperación y búsqueda de la felicidad. También podemos hacer referencia a la experiencia individual propia, que cuando era pequeña me dijeron que la felicidad llegaría cuando completará mis estudios, cuando tuviera pareja, cuando tuviera trabajo, cuando me casara, cuando tuviera hijos, cuando creciera, cuando tuviera nietos.

Deja un comentario