TRASTORNO BIPOLAR. Parte 1.

 

Trastorno-Bipolar

¿QUÉ ES EL TRASTORNO BIPOLAR?

El trastorno bipolar es una grave enfermedad del cerebro. También se llama enfermedad maniaco-depresiva. Los que sufren de trastorno bipolar experimentan cambios de ánimo inusuales. A veces se sienten muy felices y “animados”, y mucho más activos que de costumbre. Esto se llama “manía”.

Y a veces los que sufren del trastorno bipolar se sienten muy tristes y “deprimidos”, y son mucho menos activos. Esto se llama “depresión”.

El trastorno bipolar también puede provocar cambios en la energía y el comportamiento.

El trastorno bipolar no es lo mismo que los altibajos que experimentan todas las personas. Los síntomas bipolares son más potentes. Pueden dañar las relaciones entre personas y hacer que sea más difícil ir a la escuela y conservar un empleo. También pueden ser peligrosos. Algunas personas que sufren trastorno bipolar intentan hacerse daño y suicidarse.

Los que sufren de trastorno bipolar pueden obtener tratamiento. Con ayuda pueden mejorar y llevar vida exitosa.

Afecta por igual a hombre y mujeres y generalmente aparece entre los 15 y 25 años.

Es una enfermedad que se debe a causas genéticas y a acontecimientos vitales estresantes.

Con frecuencia la manía psicótica se confunde con esquizofrenia, y los cuadros hipomaniacos y mixtos con alteraciones del comportamiento derivados de trastornos de personalidad o del consumo de sustancias tóxicas.

TIPOS

Como cualquier otro trastorno mental, el bipolar tampoco es uniforme, sino que presenta diferentes tipos. Así, se habla de:

Bipolar I.- cuando el paciente ha presentado al menos un episodio maniaco.

Bipolar II.- cuando solo han tenido episodios depresivos mayores y algún episodio de hipomanía (niveles elevados de energía, e impulsividad que no son tan extremos como los episodios maniacos).

Trastorno Bipolar no Especificado.- cuando no se cumplen los criterios de tiempo y duración de los episodios hipomaniacos y depresivos.

Ciclotimia.- una forma leve de trastorno bipolar con periodos de hipomanía y depresión leve, con menos fluctuaciones del estado de ánimo.

FASES Y SINTOMAS

-        La fase maniaca presenta síntomas como la elevación del estado de ánimo (pensamientos de euforia, expansivos, impulsivos o apresurados, hiperactividad, incremento de la energía, falta e autocontrol), autoestima elevada (delirios de grandeza, creencias falsas en habilidades especiales), compromiso exagerado en las actividades, comportamientos precipitados e impulsivos (hacer gasto exagerados, incurrir en excesos de comida, bebida o consumo de drogas, promiscuidad sexual, deterioro del juicio, tendencia a distraerse fácilmente, poca necesidad de sueño, fácil irritación).

-        La fase depresiva involucra síntomas muy graves de depresión mayor como tristeza permanente, sentimiento de d3esesperanza, ansiedad, culpa y falta de valor, fatiga y desgana, apatía por las actividades que alguna vez fueron placenteras, trastornos del sueño (somnolencia, insomnio), trastorno s en la alimentación (perdida del apetito y perdida de peso, consumo exagerado de alimentos y aumento de peso), pensamientos frecuentes acerca de la muerte, dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones, aislamiento de los amigos, perdida de la autoestima.

 

TRATAMIENTO

Por ahora, el trastorno bipolar no tiene cura. Pero un tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas.

  1. Medicamentos.-
    1. Estabilizadores del ánimo.
    2. Anticonvulsivos.
    3. Antipsicoticos atípicos.
    4. Antidepresivos.
    5. Ansiolíticos.
  2. Terapia.- Distintas clases de psicoterapia o terapia “de dialogo” pueden ayudar a las personas que sufren del trastorno bipolar. La terapia las puede ayudar a cambiar su conducta y manejar sus vidas. También puede ayudar a los pacientes a llevarse mejor con familiares y amigos. A veces la terapia incluye a los familiares y amigos.
  3. Otros tratamientos.- Algunas personas no mejoran con medicamentos y terapia. Estas personas puede tratar la “terapia electro convulsiva” o TEC. A veces se la llama terapia de “choque”. La TEC da un “choque” rápido que a veces puede corregir problemas en el cerebro.

A veces las personas toman suplementos naturales y a base de hierbas como, por ejemplo, Hierba de San Juan o ácidos grasosos con omega-3. Consulte a su médico antes de tomar cualquier suplemento. Los científicos no están seguros sobre como estos productos afectan a los que sufren del trastorno bipolar.

Puede que algunas personas también necesiten medicamentos para dormir durante el tratamiento.

Un pensamiento en “TRASTORNO BIPOLAR. Parte 1.

Deja un comentario