EL NIÑO INVISIBLE

ninos-invisibles

  1. Introducción:

El niño invisible es aquél que se siente abandonado por su familia, (normalmente, por sus padres y madres).

Actualmente, las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s) sustituyen a los padres y madres, ya que en la sociedad actual ambos trabajan y en ocasiones con horarios muy extensos.

El sentido de la compatibilidad afecta a muchos padres y madres, se sienten culpables por pasar poco tiempo con sus hijos y, el poco tiempo que están con ellos, les cuesta marcar las normas y los límites.

Aislados, distantes, irritable, fantasioso, retraídos, depresivo, y en el ámbito físico, miopía, déficit de atención y  obesidad, son sólo algunos de los síntomas del niño invisible y un abuso de los Tic’s. Buscan en su mundo de fantasía un lugar en el que sentirse cómodo.

 

  1. Causas y consecuencias:
  2. Regalo estrella de la primera comunión: La mayoría de los niños cuentan con infinidad de dispositivos, ya que se han convertido en el regalo estrella de cumpleaños y demás celebraciones.
  3. Se portan bien: Los padres son muy permisivos porque el niño, mientras está utilizando los dispositivos, está tranquilo y no causa problemas.
  4. Reducción del rendimiento académico: el tiempo que le dedican a las nuevas tecnologías les repercuten en clase, y les aboca al fracaso escolar.
  5. Lo ven en los adultos: el excesivo uso del móvil o el ordenador que realizan los adultos incluso en horarios fuera del trabajo, y en el propio domicilio, es el ejemplo que imitan los más pequeños.
  6. Ni deporte ni amigos: cuando más se vuelcan con los dispositivos, los niños realizan menos actividades, deportes, y salidas con los amigos,.
  7. Falta de comunicación: el abuso de las nuevas tecnologías, frena y reduce a su mínima expresión la comunicación verbal, con la familia más cercana y los amigos.
  8. Reducción de horas de sueño: la necesidad de seguir las redes sociales, o terminar una partida obliga a seguir conectado a escondidas y de madrugada.
  9. Sobrepeso: el sedentarismo, la inactividad y la falta de práctica deportiva originada por la división de las nuevas tecnologías, propicia que el sobrepeso se extienda a los niños.

Según diversos estudios, entre el 17 y el 18% de los niños pasan más de dos horas al  días con el móvil, es decir, que durante este tiempo, no están manteniendo relaciones interpersonales, lo que perjudica a su desarrollo y los aísla de sus familias y amistades. Éste síndrome <<responde a un tipo de niño que no quiere salir de casa, que por ejemplo se borra de un equipo de futbol, y deja de hacer deportes y actividades que antes le gustaban. Que cada vez sale menos con los amigos, y cuando salen, lo hacen conectados.

  1. Tratamiento y medidas.

Los padres deben marcar las normas y los límites. Si el niño sigue enganchado a las nuevas tecnologías, buscar a un profesional para que los oriente y, además, buscarle actividades grupales con otros niños y fuera de casa, para que puedan disfrutar del deporte en grupo: futbol, baloncesto, música, aprender idiomas, etc. Los padres deben ser conscientes de lo que hace su hijo en su tiempo libre.

Ser capaces de encontrar el equilibrio entre sus momentos de ocio y sus responsabilidades (estudios, ayudar en el hogar, etc.). Se ha de ser comprensible con los niños, ya que es una nueva adicción, como puede ser la droga.

  1. Medidas preventivas.
  2. La tv y los medios de información, no deben dar tanta publicidad tecnológica en horario infantil.
  3. El comercio debe de ser el responsable de vender los juguetes y TIC`s para las edades adecuadas.
  4. El Sistema Educativo debe de implicarse en fomentar sobre el alumnado el uso responsable de las nuevas tecnologías.
  5. Las Instituciones han de estar pendientes que se apliquen las anteriores medidas adecuadamente.
  6. Cada ciudadano a nivel individual, debe tomar conciencia de su propia responsabilidad antes las consecuencias del abuso de las TIC`s.

 

 

OPINIÓN DEL GRUPO

Parte de la culpa es de los padres y de la situación social-laboral del entorno. Cada vez más son los profesionales los que están dando la voz de alarma para controlar a los niños con las nuevas tecnologías; sino esperar a una edad más madura, donde las TIC`s sean un recurso para su aprendizaje. De la otra forma, se fomenta el juego, personas sin empatía, agresividad, aislamiento, etc., es el nuevo trauma infantil del siglo XXI. Como en todo, la clave está en encontrar el equilibrio, dándole al niño la atención que necesita, haciéndole responsable de sus quehaceres, y dejándole espacio para su tiempo de ocio, con el debido control parental, pero sin privar al niño de su intimidad.

Deja un comentario