Consumo de tóxicos

 

En la actualidad, el consumo de sustancias ilegales en España es un fenómeno asociado al ocio, que afecta especialmente a jóvenes que toman por diversión sustancias psicoactivas, cuyos riesgos no perciben , cannabis, cocaína y éxtasis son por este orden las sustancias ilegales mas ingeridas frente a este incremento, se constata un descenso del consumo de heroína y las muertes asociados al uso de este opiáceo. En cuanto a las drogas legales, el alcohol y el tabaco siguen siendo las sustancias psicoactivas de mayor consumo. El empleo de cannabis y cocaína se ha incrementado sobre todo en el sector más joven de la población.

consumo toxicos

Según la real academia española (RAE) la palabra toxico hace referencia a cualquier sustancia, artificial o natural, que posea toxicidad (es decir, cualquier sustancia que produzca un efecto dañino sobre los seres vivos al entrar en contacto con ellos).

Ninguna sustancia química puede ser considerada no toxica, puesto que cualquier sustancia, como el agua y el oxigeno, es capaz de producir un efecto toxico si se administra la dosis suficiente . Por tanto, todas las sustancias poseen toxicidad aunque sin embargo, unas tienen mayor toxicidad que otras. En nuestro caso hacemos referencia a las sustancias con un mayor grado de toxicidad , es decir, a aquellas que solemos llamar drogas.

Existen dos ramas principales si hacemos referencias a las drogas, aquellas que consideramos legales y las que son ilegales.

En España, las principales drogas legales conocidas son el alcohol y el tabaco. Sin embargo, si hacemos referencia a las drogas ilegales, el abanico se extiende, considerando entre ellos las que tienen efectos estimulantes, como las anfetaminas, las metanfetaminas , el ecstasy , la cocaína , el crack y aquellas que tienen efectos alucinógenos, como los hongos alucinógenos y la marihuana.

Los españoles le están perdiendo el miedo a las drogas. La precepción de riesgo que tiene la población ante el consumo de la mayoría de estas sustancias desciende, según la última Encuesta domiciliaria sobre alcohol y otras drogas 2013-2014, presentada en Madrid por el delegado del Gobierno para el plan nacional sobre drogas, Francisco Babín. Cae especialmente en el caso del cannabis. De hecho, persiste la consideración de que el tabaco es más peligroso que el hachís. Babín alertó de la banalización del consumo de este último, que responde a mensajes de grupos interesados en generar mercado. Las mujeres perciben mayor riesgo que los hombres cuando se les pregunta por la peligrosidad de las drogas para todas las sustancias, excepto para los hipnosedantes (somníferos y tranquilizantes). El consumo de la mayoría de drogas ilegales ha descendido con respecto a la última encuesta, realizada en 2011 entre la población general. Las únicas sustancias cuya ingesta aumenta son los hipnosedantes. Supone una tendencia creciente desde 2005 y que se reproduce en el resto de Europa, explicó Babín. La utilización de antidepresivos se ha triplicado en 10 años en España, según datos oficiales.

El porcentaje de mujeres que consume estos somníferos y tranquilizantes – casi en el 100% de los casos legales; es decir, con prescripción médica- duplica el de hombres que los toman. Los adultos que responden afirmativamente a si toman estas sustancias a diario o casi a diario en el último mes han pasado de 4,6% en 2011 a 6,8%. Esta es la segunda encuesta consecutiva en la que los hipnosedantes superan al cannabis en porcentaje de consumo.

La encuesta ministerial analiza por primera vez los patrones de consumo problemático de algunas drogas. En el caso del cannabis, por ejemplo, el 2,2% de la población adulta (unas 700.000 personas) entra en esa clasificación. El consumo de riesgo de alcohol se sitúa en el 4,5% de la población, lo que equivale a 1,6 millones de personas (1,3 millones de hombres y 300.000 mujeres). Alrededor del 0,4% de la población entre los 15 y los 64 años presenta una posible dependencia (unas 120.000 personas).

El uso del cannabis desciende ligeramente, aunque aumenta la proporción de quienes lo fuman a diario. En el último año previo a la encuesta, 168.677 personas (de las que 61.085, el 36,2%, son menores) comenzaron a tomar cannabis, más que los que empezaron con el tabaco: 142.282.

 

OPINIÓN DEL GRUPO

No es bueno el consumo de drogas, tanto ilegales como legales ya que puede ocasionar problemas sociales y en el ámbito familiar a la vez que provocar problemas mentales. En determinadas ocasiones se utilizan drogas para tratas diferentes enfermedades mentales, pero tienen que estar autorizadas por los profesionales.

PREGUNTAS

¿conoce alguna persona con problemas por el consumo de drogas?

¿cree usted que puede ocasionar problemas sociales el abuso de drogas?

¿cree usted que puede ocasionar problemas mentales el consumo de drogas?

 

MIRADA DEL OBSERVADOR

Soy Encarni, y tengo 78 años, y me parece que los jóvenes consumen drogas en exceso para fines lúdicos y recreativos. En mi juventud para divertirse jugaban a juegos en la calle y no consumía ningún tipo de droga para divertirme.

No creo que sea necesario el consumo de tóxicos para pasar un buen rato.

Deberían pensar los jóvenes que lo consumen que le podría pasar factura en un futuro ocasionándoles problemas en su vida personal y en su salud.

Deja un comentario